Oso Trava Podcast

Mi Experiencia con CRIPTOMONEDAS

June 18, 2024 Oso Trava
Mi Experiencia con CRIPTOMONEDAS
Oso Trava Podcast
More Info
Oso Trava Podcast
Mi Experiencia con CRIPTOMONEDAS
Jun 18, 2024
Oso Trava

Yo empecé a invertir en crypto en 2017, no tan temprano como los grandes visionarios, pero sí en un buen momento. Fui comprando poco a poco, un poco de bitcoin y un poco de ethereum.

Pasaron los años y comenzó la bonanza, la fiesta de las criptomonedas, y me ganó la avaricia. En ese momento, inteligentemente, diversifiqué a pura shitcoin. Todo pintaba muy bien, incluso mi esposa insistió en que ya era hora de sacarlo todo. Yo, inteligentemente, le dije que no, que esas monedas iban a la luna. Seis semanas después, tenía 60 dólares en mi wallet.

Al final, consolidé todo a una moneda y terminé perdiendo todo mi dinero, pero aprendí. Reconocí el error; sin culpar a la industria, me hice responsable del problema y seguí aprendiendo. Me junté con los expertos de verdad en México y volví a invertir.

Hoy tengo un portafolio bastante irresponsable, pero aprendí a no apostar por todo lo que brilla. También me diversifiqué invirtiendo no directamente en cryptos, sino en vehículos de expertos que entienden mejor que yo.

Show Notes

Yo empecé a invertir en crypto en 2017, no tan temprano como los grandes visionarios, pero sí en un buen momento. Fui comprando poco a poco, un poco de bitcoin y un poco de ethereum.

Pasaron los años y comenzó la bonanza, la fiesta de las criptomonedas, y me ganó la avaricia. En ese momento, inteligentemente, diversifiqué a pura shitcoin. Todo pintaba muy bien, incluso mi esposa insistió en que ya era hora de sacarlo todo. Yo, inteligentemente, le dije que no, que esas monedas iban a la luna. Seis semanas después, tenía 60 dólares en mi wallet.

Al final, consolidé todo a una moneda y terminé perdiendo todo mi dinero, pero aprendí. Reconocí el error; sin culpar a la industria, me hice responsable del problema y seguí aprendiendo. Me junté con los expertos de verdad en México y volví a invertir.

Hoy tengo un portafolio bastante irresponsable, pero aprendí a no apostar por todo lo que brilla. También me diversifiqué invirtiendo no directamente en cryptos, sino en vehículos de expertos que entienden mejor que yo.